Confidencialidad del Psicólogo

Analisis final

Escrito por elsecretoprofesionalpsico 03-06-2009 en General. Comentarios (0)

Tras la lectura de los artículos, podemos resumir que en Colombia existe un código ético, en el cual existen normas que están pensadas de manera ética, bajo problemáticas que el psicólogo debe enfrentar.  Una de ellas es la confidencialidad que en solo contadas ocasiones debe someterse a consideraciones de interés público. La confidencialidad sólo puede ser violada por derechos superiores de otras personas o el bien común, como en casos de graves problemas de salud pública o riesgos de actividades delictivas que afecten la integridad de otras personas o de la comunidad.

 

La confianza es un factor importante, ya que es por medio de ella que el psicólogo establece un vínculo con el paciente, pero al estar determinada por la ley con condiciones, el paciente puede establecer mecanismos de defensa que impidan una terapia asertiva. Es aquí donde el dilema ético esta en juego, el papel del psicólogo como interventor o como delator.  Por ello es preciso que se haga un análisis exhaustivo por parte del psicólogo sobre cada caso, y es importante el recalcar que si bien los psicólogos pueden intervenir de diferente forma, todos al menos en Colombia están sometidos al código ético.

 

Para finalizar,  en la búsqueda por complementar el portafolio, busque películas que evidencien la confidencialidad, sin embargo no encontré una que estableciera directamente la temática como la vengo trabajando, así que la relacione con el asunto meramente de la  confidencialidad,. La película se llama Priest esta sumergida  en la Irlanda católica en la que un joven sacerdote, el padre Greg Pilkington, llega a un pueblo a sustituir al antiguo párroco, recientemente fallecido. Sobre él caen un problema de  confesión, que es secreta en el catolicismo, incluso cuando los pecados confesados deberían ponerse en conocimiento de la policía, ya que la confesión gira en torno a una adolescente que es abusada por su padre sexualmente. Bajo esta situación el padre debe continuar con su rol de sacerdote en el que la confesión es secreta y no puede decir nada así se vea afectada la integridad de las personas.

 

 

A manera de conclusión, la temática sobre la confidencialidad del psicólogo, es interesante y puede producir un debate con argumentos bien estructurados en posiciones contrariadas, por ello seria de gran interés el seguir con este blog en el cual se puedan plasmar inquietudes u opiniones sobre este tema. Igualmente la consulta bibliografiíta, así como la película se podrán tener en cuenta para posteriores críticas o anexos.

 

El secreto profesional en psicología

Escrito por elsecretoprofesionalpsico 03-06-2009 en General. Comentarios (0)

El texto comienza presentando la ley 1090 de 2006, sancionada por el presidente Álvaro Uribe Vélez que reglamenta el ejercicio de esta profesión en Colombia. Estableciendo como principio el papel de confidencialidad del psicólogo como algo que es muy relevante. Mas adelante el texto expone la particularidad de esa confidencialidad que dice que “ la información se revelara a los demás sólo con el consentimiento de la persona o del representante legal de la persona, excepto en aquellas circunstancias particulares en que no hacerlo llevaría a un evidente daño a la persona o a otros”, así el texto hace énfasis en que  los psicólogos deben informar a los usuarios sobre las limitaciones legales de la confidencialidad

 

El texto sigue mostrándonos características del código ético a nivel de la confidencialidad y expone otro apartado interesante en el que  “el profesional en psicología tiene el deber de informar, a los organismos competentes que corresponda, acerca de violaciones de los derechos humanos, malos tratos o condiciones de reclusión crueles, inhumanas o degradantes de que sea víctima cualquier persona y de los que tuviese conocimiento en el ejercicio de su profesión”.

 

El texto nos da elementos de carácter normativo y de tipo ético, en donde el psicólogo debe posesionarse como sujeto y profesional buscando la mejora relación con su paciente pero a la vez desvelando esa confidencialidad si esta en juego terceras personas en posible peligro, es de esta manera como el código es de donde parte el psicólogo colombiano para ejercer su profesión y cuidar su integridad y la de los demás.

 

Me parece importante el situarnos en Colombia y hacer una pequeña reflexión encaminada a que el psicólogo en nuestro contexto tiene una misión muy grande, que para mi es detectar de verdad si hay peligros o no en lo que nos cuenta el paciente, es decir en una sociedad en donde la violencia es cosa de todos los días, como debería situarse el psicólogo para enfrentar estas situaciones.  Bajo estas premisas y aclarando lo anterior, me refiero a que el psicólogo debe conocer el contexto en el que trabaja y el de sus consultantes, en una cultura en donde se nos ha inculcado el miedo y terrorismo como un dogma el psicólogo debe establecer esa relación y evidenciar en realidad que es lo que la consulta le provee para identificar peligros claros.

Un jurado de Estados Unidos impone indemnización a un psicólogo clínico

Escrito por elsecretoprofesionalpsico 03-06-2009 en General. Comentarios (0)

El secreto profesional del psicoterapeuta prevalece en Estados Unidos sobre el deber de denuncia de las visiones y delirios homicidas de sus pacientes. Esta obligación de sigilo o reserva impide al psicoterapeuta desvelar sus conversaciones con los pacientes a terceros, ya que de otro modo si se compromete este secreto puede impedirse el desarrollo de la relación de confianza necesaria para un tratamiento con éxito.

 

Pablo Revuelta

 

Es de esta forma como el texto comienza de una manera introductoria postulando la relevancia que posee en secreto psicológico en E. U, En esta noticia habla sobre un caso en Estado de Georgia, en el cual un jurado del Condado de DeKlalb ha condenado a un psicólogo clínico al pago total de 287.000 dólares por contar las fantasías asesinas de un oficial de policía a los superiores del mismo. El paciente contó a su psicoterapeuta, que tenía visiones en las que asesinaba a su capitán, al jefe de policía, y a otros compañeros. Éste no creyó que su paciente fuera a llevar a la práctica estas visiones pero las consideró como preocupantes, por lo que las comentó a los superiores del agente como medida de precaución, debido a esto el policía fue despedido.


El policía afectado demandó al psicólogo clínico por haber roto el secreto profesional y lo  acuso de negligencia y difamación. Según las leyes de Georgia, las comunicaciones entre los psicólogos y sus pacientes son privilegiadas y sólo pueden ser reveladas con el permiso del paciente, o en el caso de que se trate de denunciar abusos a menores. Mas adelante en el texto y finalizando el mismo se plantea que "la efectividad del tratamiento depende de la atmósfera de confidencia y confianza en la que el paciente accede a hacer un descubrimiento franco y completo de los hechos, sus emociones, recuerdos y temores", es por ello que en algunos Estados de norte America la confidencialidad pasa a ser el primer plano.

 

La relevancia del texto se sitúa en el plano principal al cual es sometido el principio del secreto profesional, este es algo que no puede romperse de una manera tan fácil lo que hace que el paciente logre entrar en un contacto mas cercano con el psicoterapeuta  sin establecer mecanismos de defensa ante un psicólogo que pudiera atentar contra el.

 

 

 

 

La confianza como un valor de gran relevancia se sitúa en medio de la relación entre el psicólogo y el paciente de manera fluida en el que las palabras que salen del paciente solo son tenidas en cuenta para una posible intervención terapéutica que conlleve a mejorar la calidad de vida  del sujeto.

 

 

Pienso que el secreto profesional en este caso es algo que debe ser pensado de manera mas profunda y analítica, el establecer una relación implica generar una confianza que se adquiriría con la ley puesto que es la ley la que defiende la confidencialidad del paciente, es así como no debe romperse el secreto profesional, pero es la misma ley la que pone en peligro a terceros que no estén involucrados en esa relación, a mi parecer el secreto debería mantenerse pero siempre y cuando se sigan algunos procedimientos con respecto a mantener una terapia con el sujeto con ese tipo de pensamientos destructivos y que se advierta de una manera mas táctil, mas dócil  pensada en el sujeto y su futuro después de dicha intervención. Es decir el pensar tanto en el sujeto como en las personas que pudieran verse afectadas ante pensamientos destructivos del paciente, pensaría en una intervención de carácter hospitalario, en la que se Interne al sujeto en una institución que realice un proceso de rehabilitación.

 

Si es estado es el que defiende la confidencialidad del sujeto pese a todos los atenuantes, es el mismo que debe proporcionar de alguna manera seguridad a sus ciudadanos; así deben crearse mecanismos que sigan teniendo una postura clara sobre la confidencialidad pero que esta misma sea manejada de acuerdo a las situaciones con procesos de intervención guiados a mantener la integridad de las personas involucradas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Debate Etico

Escrito por elsecretoprofesionalpsico 03-06-2009 en General. Comentarios (0)

El escrito a exponer, es un artículo que esta sumergido en un contexto Argentino, en el cual se hace referencia a varias fallas en las que incurren los psicólogos con sus pacientes, entre  las más destacadas se encuentran,  violación del secreto profesional, tráfico de favores entre analista y abuso de poder del psicólogo.

 

La información confidencial según la ley Nº 23.277en Argentina, que reglamenta el ejercicio de la psicología desde 1985, es clara: “Los profesionales están obligados a guardar el más riguroso secreto profesional”. Mario Molina, presidente de APBA y vocal de la Junta Ejecutiva de la Federación de Psicólogos de la República Argentina (FEPRA) describe: “Aproximadamente el 70% de las denuncias que reciben los colegios es por violación del secreto profesional”. También, los casos de abusos de transferencia o poder del psicólogo. Mas adelante el articulo continua hablando sobre como rige la prohibición de revelar datos íntimos y reservados, dice que también existe una mala praxis por su contrario. “Existe abuso de secreto cuando el profesional calla el delito del que ha sido víctima su paciente. Distintas leyes de violencia familiar estipulan la obligación de denunciar, pero uno encuentra que algunos psicólogos la incumplen”, aclara Juan Pablo Viar, abogado especialista en violencia familiar.

 

El texto hace parte de un periódico virtual,  en el que el columnista quiere plasmar acercarnos y proponernos una reflexión sobre los delitos éticos en los que se ven envueltos los psicólogos. Me parece relevante el identificar las malas praxis  de los psicólogos y utilizarlas en beneficio de retroalimentación en las cuales por medio de estas faltas logremos evidenciar que nos hace falta para poder ejercer la profesión de manera más idónea.

 

El texto aunque es corto me parece que da a conocer aspectos relevantes de Argentina en la práctica psicológica encaminados al fortalecimiento de la disciplina con base en errores éticos concurrentes.  

 

Como fututo psicólogo mi posición frente a estos casos de violación de confidencialidad son rechazados, puesto que no se argumentan bajo premisas argumentativas, o inscriptas en el código ético, es precisamente la violación de este que conlleva a las denuncias por parte de los pacientes. La confidencialidad conlleva una confiabilidad que se le otorga al psicólogo y esta no puede ser traicionada, bajo las condiciones propuestas en el código ético

Pienso que al ocurrir estos sucesos y observar que ocurren muchas denuncias en este campo, las personas o consultantes futuros, puede abstenerse de optar por una consulta psicológica, ya que de por si estos actos empobrecen a la psicología como ciencia, estos psicólogos que dan mal uso de la información hacen que se generaliza a lo profesionales en psicología, como profesionales carentes de confianza lo cual es grave puesto que es a través de la confianza que se puede realizar los diagnósticos y procesos de intervención sea la que sea la rama de la psicología.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La muerte de Tatiana Tarasoff - un hito en la psicoética

Escrito por elsecretoprofesionalpsico 03-06-2009 en General. Comentarios (1)

 

"Cuando un terapeuta determina, o de acuerdo a los estándares de su profesión, debiese determinar, que su paciente representa un serio peligro para otros, le asiste la obligación de ejercer cuidados razonables dirigidos a proteger a las victimas de tal peligro. El cumplimiento de este deber puede requerir del terapeuta tomar una o más medidas, dependiendo de la naturaleza del caso. Así, puede llevarlo a advertir a la posible víctima o a otros que puedan advertir a la víctima del peligro, notificar a la policía o tomar las medidas que sean razonablemente necesarias en esas circunstancias".

 

La Corte Suprema de California

1969

 

Este escrito fue redactado con base en un caso, el cual trata sobre Tatiana Tarasoff una chica que mantiene una relación con un Prosenjit Poddar su novio. Tras la ruptura de la relación por parte de Tatiana; Prosenjit,  Poddar comienza a un proceso psicoterapéutico en el cual confiesa a su psicoanalista que iba a matar a Tatiana. El psicólogo realiza posteriormente  la denuncia, detienen al chico, pero el director de psiquiatría del lugar donde trabajaba el psicólogo retira  y obliga a deshacer los registros de la terapia al psicólogo. Cuando salió en libertad Prosenjit asesina a Tatiana y es a partir de ese entonces que se cambia la rigurosidad del secreto profesional en psicología en Estados Unidos.

 

El artículo reseñado es de carácter descriptivo, en el cual se plantean datos que hacen referencia a un asesinato que da comienzo a un código ético en psicología, en el cual se logran evidenciar las conductas con las que se ejercía la profesión de psicología, la cual no estaba sometida a reglamentos que estipulararan hasta donde era permitido y adecuado guardar la confidencialidad de una consulta, pese a que el texto original plantea señalamientos que justifica o defiende la negligencia del psicólogo con base en que el mismo no sabría donde acudir o sobre que basarse para violar una confidencialidad que pone en peligro a otro ser humano,

 

Me parece importante el destacar que en el texto, se manifiesta una conducta del psicólogo Lawrence Moore  que parte con ese posterior código ético, pero que es minimizado por la conducta del hospital psiquiátrico, es decir,  a pesar de no existir reglamento que referían a hasta donde puede ir la confidencialidad en la consulta psicológica, el profesional en psicología partía de elementos comunes que parecieron determinar que lo mejor era violar ese código para salvar la vida a una persona. Es decir los valores de el sujeto en si se ponen en juego y sin tener un reglamento ahí  que le diga que hacer o no hacer, el parte de sus creencias sobre lo bueno y malo y escoge informar a la policía sobre el posible asesinato.

 

El hombre en su afán de resolver los problemas de la manera más simple posible busca no sumergirse en los problemas y tras esa solución desprovista de un análisis reflexivo ocurren acontecimientos desafortunados que hacen que esas conductas sean pensadas mas adelante. El código ético o al menos en este caso que nos habla sobre hasta donde puede ir la confidencialidad del psicólogo en una consulta terapéutica, o cuando puede ser violada esa confidencialidad en pro de salvaguardar la integridad de otra persona, nacen precisamente a partir un suceso desafortunado, después del cual se postulas premisas que nos podrían permitir evitar sucesos como el que ocurrió en el caso reseñado.

 

Con respecto a la pregunta sobre ¿Cuáles pueden ser las consideraciones de quienes privilegian la confidencialidad en relación al derecho de la vida?.Cual es el riesgo que se abre en la forma de trabajo o de intervención terapéutica cuando se viola el secreto y la confidencialidad.

 

Bajo estas premisas, pienso que la normatividad de un código ético, nos puede llevar a solventar algunas problemáticas, es decir, si un código ético es pensado a través de situaciones que han sucedido o podrían sucederle a un psicólogo, este puede ser una guía para enfrentar problemáticas. Pero a pesar de ello el que existan pociones sobre que la confidencialidad sea prioridad pese a situaciones que evidencien un potencial peligro a terceros, es precisamente como un freno o un limite que debe establecerse, aunque las posiciones sean variadas  no podemos salvaguárdalas por mas que sean bien estructuradas y argumentadas, el que la confidencialidad se viole como lo evidenciamos esta encima del sujeto en tratamiento, el código ético del psicólogo esta preservado el derecho a la vida de las personas, como derecho fundamental de nuestra constitución política.